Dedícate a la Salud. EDIC

La boda real

Tras seis meses de espera y preparativos este viernes, 29 de abril, Inglaterra se prepara para celebrar el enlace matrimonial de quien algún día será heredero de la corona británica. Se anticipa una ceremonia muy emotiva, tratándose del hijo mayor de la fenecida princesa Diana Spencer.

Tan pronto se anunció la cita, ‘You Tube’ comunicó a sus seguidores que debían madrugar para verla en directo. Las fábricas de recuerdos  -en su mayoría chinas-  pusieron manos a la obra y han mostrado una creatividad a toda prueba, sin perder de vista los gustos clásicos.

Es posible conseguir desde muñecas tejidas, cervezas y bolsitas de té hasta las tradicionales monedas, así como vajilla de porcelana, entre muchos otros. Países como Nueva Zelandia emitieron sellos postales conmemorativos, Australia y Canadá también, además de monedas de colección.

La fiebre empresarial parece haber atacado incluso a las familias del novio: en la tienda de souvenirs de la residencia privada del príncipe Carlos se venden rompecabezas de 250 piezas de madera con la imagen de los enamorados. En Londres, las reservaciones de hoteles han aumentado un 70 por ciento. Se estima que el casamiento generará entre 75 y 100 millones de dólares para el sector hotelero. Es difícil calcular con exactitud cuánto más significará económicamente en términos de la publicidad en los medios.

Las bodas reales suelen ser operaciones mediáticas, pero ésta particularmente nació de la mano con la tecnología; ya que el compromiso fue anunciado por la cuenta de ‘Twitter’ del príncipe Carlos. Ésta, igualmente, será la primera transmitida en directo por Internet y se calcula que más de 2,000 millones de personas la verán por televisión.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Si bien la mayoría de los gastos los cubrirá la familia real: vestidos, flores, almuerzo, comitiva; el estado correrá con los gastos de seguridad, y esto ha generado malestar por parte de la ciudadanía inglesa. En momentos en que el gobierno ha puesto en marcha severas medidas de ajuste económico y ha subido los impuestos, muchos se quejan del gasto gubernamental. Además, el estado declaró el día como feriado y libre. Ante esto, la Confederación Británica de la Industria calculó que el día feriado significará la pérdida de millones de horas de trabajo y que eso le costará a la economía del país millones de dólares.

La boda real es un evento que sirve para que los británicos e incluso el mundo se distraiga momentáneamente de sus preocupaciones, como las dificultades económicas por los recortes gubernamentales, las guerras en Libia o Afganistán y la crisis económica global. No obstante, para los ingleses, el casamiento no les hará olvidar que ahora pagan más impuestos y tienen menos ayudas sociales.

La realidad es que el matrimonio entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton, vistos como una pareja atractiva y moderna, dará un nuevo impulso a la monarquía británica. Pero, es importante que esta unión sea duradera y que rompa con la tradición de divorcios y separaciones reales de las últimas décadas. La historia de la realeza británica en los últimos 40 años ha sido desastrosa. La boda deberá tener un impacto positivo en la política nacionalista del país; pero sobre todo será beneficiosa a largo plazo para la familia real británica, si se mantiene.

En términos políticos internacionales, la boda parece que es una de las pocas oportunidades que tiene Inglaterra para brillar y estar nuevamente en la palestra pública mundial. Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945, Inglaterra ha sido opacada por muchos, incluyendo a su gran aliado Estados Unidos. De esa manera se han asegurado de promover al país y el escudo de la orden inglesa estará impreso en todos los recordatorios del evento. En el aspecto económico, es una oportunidad única para revivir su economía y lograr posicionarse nuevamente como uno de los países más importantes del mundo.  Se calcula que el evento aportará más de 1,000 millones de dólares a la economía del país.

 



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada