Dedícate a la Salud. EDIC

Hacia el Progreso

altEl nefasto gobierno del Partido Popular continúa confirmando que ha gobernado bajo una total mentira y falta de transparencia durante este cuatrienio. Recientemente quisieron ocultar su proceder en términos de sus acciones relaciondas con el Banco Gubernamental de Fomento, lo que ha tenido como consecuencia mayor la total insolvencia de esa entidad, responsable de proveer financiamiento al propio Ejecutivo y, como dice uno de sus títulos, fomentar desarrollo en el País.

A espaldas del pueblo, han otorgado contratos millonarias de asesoría, que han dejado al BGF sin oxígeno, siendo esto parte de las decisiones erradas que posiblemente traigan una sindicatura al Banco.

Es urgente que se divulgue cuál es el total de los depósitos que han sido movidos a la banca privada y el efecto que esto ha tenido en las reservas y sobre la capitalización del BGF. Nadie puede ayudar a Puerto Rico si no entregan la información que se está pidiendo. Ante la inminente sindicatura del BGF es momento de buscar alternativas que abonen a Puerto Rico a salir de la crisis que nos ha llevado este gobierno.

Ante el senalamiento del Partido Nuevo Progresista, sobre el estado de emergencia en el que se encuentra el Banco, el gobernador volvio a reaccionar de manera inmadura y precipitada, tildando al PNP de irresponsable. El mayor irresponsable en el gobierno actual es el Partido Popular Democrático, que solo en tres años han llevado las finanzas de Puerto Rico a la ruina.

Irresponsable es la presente administración que no le habla claro al pueblo sobre la forma que gestionan la liquidación y privatización del BGF. Los que llevaron a las ruinas no tienen el derecho a cuestionar tales señalamientos los cuales están basados en sus propias movidas irresponsables que llevan semanas ocultándoles al pueblo.

Todo esto se suma a la tardanza, o más bien apatía del gobierno popular en entregarle al Congreso de los Estados Unidos los estados financieros auditados del ejecutivo, pieza vital para una legislación del gobierno federal para el rescate fiscal del ejecutivo local.

Entonces el Congreso estadounidense presenta una Junta de Control Fiscal como alternativa, y tampoco la prefieren.

Podría entenderse la postura de García Padilla y Melba Acosta. Si le hablan con transparencia al pueblo, estarían destapando todos los chanchullos y traqueteos que a sabiendas han llevado a cabo. El pueblo no es tonto y de todas formas, mucho antes que esto, ya el gobierno actual se había ganado el repudio total del pueblo de cara a las elecciones. Eso será pronto. Deberían desde ya hacer sus maletas.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada