Dedícate a la Salud. EDIC

Hablando Claro

altNecesario fiscalizar contratos de PBM’s con Farmacias de la Comunidad

Es necesario, apremiante y prioritario aprobar una ley para supervisar y fiscalizar a los Administradores de Beneficios de Farmacias (PBM’s, por sus siglas en inglés) que contraten servicios con las farmacias de comunidad. Al final las acciones de los PBM’s afectan directamente a los pacientes y nuestras farmacias de la comunidad. Hoy nadie fiscaliza este sector que anda por la libre.

El proyecto busca crear un Comisionado Regulador adscrito al Departamento de Salud, que tenga la autoridad en ley para fiscalizar y auditar los servicios que ofrecen los PBM’s. Lo que buscamos existe en más de 30 estados de los Estados Unidos.

En cuanto a las farmacias de comunidad, estas realizan una labor extraordinaria en la sociedad y generan aportaciones significativas a las finanzas del gobierno y al desarrollo económico del país, pero actualmente se encuentran en una situación de amenaza de subsistencia debido a las acciones anticompetitivas de los PBM’s.

El Proyecto del Senado 1372 establece que muchas farmacias de comunidad han sido forzadas a salir del mercado por prácticas anticompetitivas. Como parte de estas prácticas, los PBM reducen o eliminan el margen de ganancia de las farmacias en el despacho de medicamentos de marcas o genéricos, no desembolsan a tiempo los pagos a las farmacias, no ajustan los precios de los medicamentos en el mercado, y generan cuantiosas pérdidas en esa industria.

Los PBM’s son las entidades contratadas por las aseguradoras, y fungen como intermediarios. Estos son los pagadores de los servicios ofrecidos por las farmacias, procesan la facturación y reclamaciones de las recetas dispensadas a los pacientes. Y en honor a la verdad, en muchos casos lo que le pagan a una farmacia por un medicamento, no alcanza ni para cubrir el costo del medicamento, lo que genera pérdidas para la farmacia y a su vez, un lucro desmedido de los PBM’s.

Además de las situaciones que se mencionan en la pieza legislativa, los PBM’s en su esfuerzo por eliminar las farmacias de comunidad y con el fin de obtener un mayor control del mercado, han adquirido mediante compra y alianzas cadenas de farmacias, resultando en que las mismas farmacias adquiridas por sus corporaciones se conviertan en proveedores de servicios de farmacia y en competidores directos. Por prácticas abusivas como estas, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y múltiples procuradores generales han cobrado daños y penalidades contra los PBM’s, por más de $370 millones.

Nuestro gobierno tiene la responsabilidad ministerial de regular y supervisar las prácticas de negocios de los PBM’s e imponer sanciones contra los intermediarios que incurran en prácticas engañosas, fraudulentas, monopolíticas y anticompetitivas contra las farmacias de comunidad. Con la aprobación de esta medida, garantizaremos una competencia justa y mejores condiciones en el cuidado de la salud para nuestros pacientes.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada