Dedícate a la Salud. EDIC

Hacia el Progreso

altAhora más que nunca, es urgente responzabilizar directamente al Partido Popular Democrático (PPD) por la imposición de la Junta de Control Fiscal (JCF) federal y catalogar a los miembros de ese partido como hipócritas, cuando fueron ellos con sus pobres conductas fiscales los que provocaron la reciente legislación de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

Tanto el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, al igual que otros ex funcionarios electos del Partido Popular, tienen una contradicción de espíritu al ahora hacer un llamado a los puertorriqueños para que luchen en contra de la imposición de la Junta de Control Fiscal. Ellos, y el partido que representan, son los verdaderos culpables de que el Congreso nos imponga esta forma de control. Venir a decir otra cosa es una mentira.

La crisis fiscal en Puerto Rico tiene nombre y apellido: el Estado Libre Asociado. Ese inmoral estatus colonial que nos ha atado de manos y piernas. La colonia no nos permite tener igualdad con los demás estados, tampoco nos permite hacer transacciones con otros países, de verdad que es lo peor de los dos mundos. Sin embargo, el PPD ha defendido apasionadamente su permanencia.

Es un acto de falta de moral por parte del Partido Popular rechazar la JCF por la única razón que la misma confirmará lo que todos en Puerto Rico saben, que el poder sobre la isla reside en el Congreso.

A estos líderes, así como a todos los demás que tengan la fuerza de cara de llamar a un boicot en contra de la Junta, les digo que la culpa de la misma es de ustedes. Es un acto de falta de moral y desespero político el asumir ahora una postura de rechazo, pues la única razón por la que no la quieren es que valida la condición colonial de la isla a un extremo que ya no podrán esconder. No están en contra por sus implicaciones, están opuestos por oportunismo político.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada