Dedícate a la Salud. EDIC

Hablando Claro

altLOS RECLAMOS SOBRE LA PROHIBICIÓN DE LAS CENIZAS SON JUSTOS

Los reclamos de los vecinos cercanos al vertedero Peñuelas Valley Landfill (PVL) para que se prohíba el recibo de cenizas de carbón y productos derivados en ese lugar es justo y en beneficio de la salud, tanto de ellos como la del pueblo de Puerto Rico.

La falta de controles para prevenir que los depósitos de cenizas lleguen a otros lugares a causa del viento representa una amenaza para los ciudadanos y para el ambiente en la zona este de la Isla.

La situación en el vertedero de Peñuelas es sumamente crítica y se debe proceder con urgencia para corregir un problema, que no solo afecta a los residentes de esa zona. El transporte de las cenizas a través de camiones se ha convertido en un problema que también aqueja a los residentes de Humacao y del resto del municipio de Peñuelas.

Es momento de buscar alternativas en vías de atender esta situación para garantizar la seguridad de nuestra gente y de nuestro medio ambiente. Los reclamos son serios y hay una comunidad de profesores universitarios que han analizado este asunto y han expresado preocupación por la cantidad de cenizas que se depositan en el vertedero. De hecho, hubo un momento en que decenas de camiones llegaban diariamente a Humacao y Peñuelas para depositar las cenizas de carbón producto de la producción de energía eléctrica.

Es importante señalar que otros países como Colombia y República Dominicana han rechazado esta práctica por ir en detrimento de la salud de sus ciudadanos. En Puerto Rico se hizo caso omiso a los mejores intereses del pueblo, cuando se suponía que no se depositaran cenizas en ningún lugar. Por el contrario, esos desperdicios debían ser utilizados para relleno en las construcciones de centros comerciales, urbanizaciones y carreteras.

Como presidente de la Comisión de Salud del Senado me uno al reclamo de los peñolanos y de los cientos de puertorriqueños que se oponen a esta práctica. Las cenizas que se depositan en el vertedero de Peñuelas son de la empresa AES, la cual produce el 15 por ciento de la energía del País a un menor costo. Sin embargo, el costo de la salud del pueblo es mayor.

Este es un asunto serio, que requiere atención inmediata y que podría tener otras repercusiones en el futuro si no se actúa. No debemos esperar a que los problemas de salud y ambientales se nos salgan de las manos, para entonces tomar decisiones. Proteger la salud del pueblo, es proteger nuestro futuro y nuestro desarrollo como País.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada