Dedícate a la Salud. EDIC

Dando en el Punto

altEL PNP Y LA CASA BLANCA

Tan pronto se sentó en su oficina oval el presidente, Donald Trump, eliminó de un plumazo la versión en español de la página web de la Casa Blanca. “Sorry, the page you’re looking for can’t be found (Disculpa, la página que estás buscando no puede encontrarse)”, es el mensaje que se encuentran ahora los internautas que intentan acceder a la página www.whitehouse.gov/espanol.

La versión en español de esa página web se abrió por primera vez en los meses posteriores a la llegada del ahora expresidente Barack Obama y hasta días antes del traspaso de mando tenía un blog dedicados a temas de interés de la comunidad hispana.

La nueva administración Trump, en la que no hay ningún latino en los puestos de responsabilidad del gabinete, ha ordenado también la clausura de otros instrumentos de comunicación en español como la cuenta @LaCasaBlanca que tenía en Twitter o su página de Facebook. Además, con la llegada del nuevo presidente a la Casa Blanca todavía no se ha nombrado a un nuevo responsable de prensa para medios hispanos.

Días antes de su investidura el pasado viernes, Trump terminó de anunciar los nombres de todos los integrantes de su gabinete, la mayoría de los cuales aún deben ser confirmados por el Senado y entre los que no hay ningún latino.

Ya durante la campaña electoral, el magnate neoyorquino protagonizó varios momentos polémicos por sus críticas al uso del español en Estados Unidos, en un país donde más de 50 millones de personas hablan ese idioma.

En septiembre de 2015, Trump aprovechó un acto celebrado en Miami para criticar al exgobernador de Florida Jeb Bush asegurando que le gustaba el político republicano pero que debería “dar ejemplo y hablar en inglés mientras está en Estados Unidos”.

Tampoco hay por el momento, como sí lo hubo durante la era Obama, un portavoz de prensa específicamente dedicado a los medios en español y a temas de interés hispano.

Que los hispanos no son una prioridad para el nuevo presidente quedó claro durante la larga campaña electoral, en la que demonizó a los inmigrantes latinoamericanos y de igual forma insultó al principal país de origen de la comunidad hispana de EE.UU., es decir México, del cual prometió segregarse construyendo un muro fronterizo.

La única expresión en español que usó el entonces candidato republicano fue el despectivo “bad hombres” con el que se refirió, durante el último debate presidencial contra Hillary Clinton, para referirse a los inmigrantes “ilegales peligrosos” que ha prometido deportar. Algo que ya es política pública de su administración.

Hay que recordar que Trump durante la campaña lo advirtió. Durante un debate republicano en septiembre de 2015, el ahora presidente dijo y citamos “Tenemos un país donde, si te quieres integrar, tienes que hablar inglés. Necesitamos que haya integración para tener un país. No soy el primero en decir esto.

Este es un país donde hablamos inglés, no español”. Posterior a ello durante más de año y unas cuantas victorias electorales después, Trump continúo que ese mismo discurso cosechando los adeptos que le llevaron a la Casa Blanca.

En síntesis, la decisión de la administración Trump de inactivar su página en español sin un reemplazo adecuado es extremadamente preocupante. Demuestra una vez más la falta de respeto del presidente Trump y su administración hacia la comunidad hispana.

¿A ese presidente en la Casa Blanca es al que el PNP solicitará la anexión de la nación puertorriqueña? Si Pepe, diría un jíbaro allá en Cañaboncito.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada