Dedícate a la Salud. EDIC

Dando en el Punto

altEL PLEBISCITO CRIOLLO… OTRA VEZ

El ya legislado plebiscito criollo del PNP me hace recordar un viejo tema del cantante Julio Iglesias el cual se titula “Tropecé de nuevo y con la misma piedra”. Resulta que igual que en 1967, 1993, 1998 y en el 2012 la propuesta sobre la discusión del tema del estatus tiene un propósito de acomodar los intereses partidistas.

De esta manera nadie debe llamarse a engaño, el P del S 51 no es proceso verdadero de descolonización. Voy más lejos, el PNP tropieza con la misma piedra si miramos que en el 1998 y en 2012 hicieron plebiscitos criollos acomodaticios, dijeron que ganó la estadidad, certificaron el triunfo y nadie les hizo caso, como aparentemente sucederá en 2017.

Peor aún, el plebiscito criollo que ahora se propone es contrario a la propuesta programática del Plan Tennessee. En otras palabras están legislando lo que no prometieron y se olvidaron de lo que sí prometieron.

Ese error del liderato PNP de coger de bobo a los estadistas tiene una razón de ser. Los 7 congresistas que enviarían a Washington, recibirían un rotundo NO a la estadidad de parte de los republicanos en el Congreso, lo que sería un bochorno de marca mundial.

Es por ello que no se atreven seleccionar esos congresistas simbólicos, porque saben que el portazo desmoralizaría a sus huestes, y por tal razón les es más atractivo al PNP jugar con el entretenimiento de un plebiscito criollo otra vez.

Ese es el canto de sirena de siempre. Mientras eso sucede acá el Congreso continuará ignorando los resultados y promoviendo que los puertorriqueños se pongan de acuerdo como requisito para ellos responder en el tema de estatus. Esa vuelta a la noria, tiene un resultado neto el cual es palpable con la perpetuación de coloniaje.

El diseño de un verdadero proceso de descolonización tendrías sus variantes, debe partir del razonamiento de involucrar a todas los fórmulas descolonizadoras en igualdad de condiciones. También de alguna manera se debería involucrar a la comunidad internacional para poner presión al ejercicio colonial de Estados Unidos sobre Puerto Rico. Así se reseñó en el blog 80grado.net Carmelo Campos Cruz en su ensayo “La Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico y el Derecho internacional: entre aciertos y confusiones”.

Magistralmente este ensaño propone dos puntos interesantísimos sobre el tema de la descolonización. Este autor señala y citamos que “si la Asamblea Legislativa tiene un verdadero compromiso con la descolonización de Puerto Rico, deben considerar un par de medidas que sin duda adelantarán este proceso.

Primero, debe solicitar al Comité Especial de Descolonización que asista como observador al proceso del plebiscito. Esta función ha sido realizada por el Comité Especial en infinidad de procesos de descolonización y sin duda brindará una garantía adicional a este proceso, además de reconocer que este comité es el encargado de vigilar el cumplimiento con los procesos de descolonización.

Segundo, la Asamblea Legislativa debe aprobar cuanto antes una Resolución Conjunta en la cual solicite a la Asamblea General de las Naciones Unidas que Puerto Rico sea incluido nuevamente en la lista de territorios no autónomos. Una solicitud similar fue decisiva para que la Polinesia Francesa fuera añadida por la Asamblea General en 2013 en la lista de territorios no autónomos. De esta forma la Asamblea Legislativa evidenciará contundentemente un compromiso para que el proceso de descolonizar a Puerto Rico sea verdaderamente conducido de acuerdo a las normas del derecho internacional”.

En síntesis, no vamos a lograr resultados diferentes si no alteramos la fórmula del proceso sobre la discusión del estatus de Puerto Rico.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada