Dedícate a la Salud. EDIC

¿Están preparadas las escuelas públicas y privadas para atender a estudiantes con autismo?

Todos sabemos que la prevalencia de niños con autismo ha aumentado dramáticamente en los últimos años, hasta alcanzar una tasa cercana al dos por ciento de la población.  El autismo afecta de manera distinta a cada individuo en áreas sociales y de conducta, quienes pueden mostrar características leves, moderadas o severas de la condición.

Es de suponer, entonces, que estos niños llegarán al sistema educativo público o privado en algún momento. La pregunta que corresponde es si estos sistemas están preparados para servir adecuadamente a esta población estudiantil.

En este sentido, es necesario establecer diferencias en cuanto a la ubicación educativa adecuada para estos estudiantes según su nivel de funcionamiento individual, ya sea leve, moderado o severo.

El Departamento de Educación (DE) certifica maestros por niveles y áreas de especialidad donde los maestros certificados, provenientes de universidades donde los capacitan, enseñarán en lo que se conoce comúnmente como salones de clase regulares o corriente regular. O sea, salones donde están ubicados la mayoría de los estudiantes del sistema, quienes no muestran ningún tipo de discapacidad o necesidad de educación especial.

Aún existe la percepción generalizada de que en estos ‘salones regulares’ los maestros van a trabajar con estudiantes ‘típicos’, que funcionan en un mismo nivel y de la misma forma. Bajo esta premisa está redactado el Manual de Certificaciones Docentes del DE y, por lo tanto, también están diseñados los programas de preparación de maestros en las universidades, los cuales sólo reciben una clase sobre deficiencias del desarrollo llamada El niño excepcional.

El problema es que esta premisa es equivocada. La realidad es que aproximadamente el 40 por ciento de los estudiantes de los salones regulares está registrado en el Programa de Educación Especial. Entre los estudiantes con autismo, entre el 60 y el 70 por ciento de los estudiantes, aquellos con características leves a moderadas de autismo, están ubicados en la corriente regular. En este tipo de autismo las aptitudes cognoscitivas generalmente no están comprometidas, por lo que pueden competir académicamente dentro del parámetro promedio.  

Sin embargo, el autismo puede afectar otras áreas que les impongan retos significativos a los maestros y al personal escolar.  Estas áreas pueden ser a nivel social, de comunicación y conductual.  Algunos de ellos muestran déficit en alguna de esas áreas, en combinaciones entre ellas, o en todas.  La naturaleza del autismo es diferente a la naturaleza de cualquier otra condición.  Por lo tanto, la forma de ser atendida también debe ser distinta.

Todo esto nos lleva al cuestionamiento original: ¿Están preparadas las escuelas públicas y privadas para atender a estos estudiantes?  Pues ya hay suficientes estudios que nos demuestran que no. Esos maestros de la corriente regular no son preparados adecuadamente sobre el tema en las universidades, y tampoco en el sistema de Educación. Por lo tanto, urge que se tome acción.

La Alianza de Autismo de Puerto Rico celebrará el seminario: Consideraciones en la educación del estudiante con autismo en la sala regular, el próximo sábado, 22 de abril, en el Centro Cultural de Mayagüez. El profesor José Luis Cordovés, Ph.D. director del Programa de Maestros de Autismo de la Universidad Interamericana de Ponce, será el orador. Todo maestro de corriente regular debe asistir para aprender sobre el manejo y la enseñanza a la población con autismo. Para reservar su boleto acceda a  www.alianzaautismo.org o a  www.eventbrite.com.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada