Dedícate a la Salud. EDIC

DE LA MANO EL PLAN TENNESSEE Y EL PLEBISCITO

altMucho se ha mencionado el Plan Tennessee como método para alcanzar la estadidad, pero pocos conocen en qué consiste. El Plan Tennessee fue el mecanismo que utilizó ese estado para lograr que las autoridades pertinentes los incluyeran como un estado federal.

El Plan Tennessee consistió de varios pasos, primero en radicar una solicitud de admisión, luego aprobar una constitución estatal (Puerto Rico ya la tiene), elegir por adelantado senadores y un (1) congresista, y enviar la delegación a Washington a exigir la estadidad y lograr que el congreso apruebe un acta de admisión. Otros estados utilizaron este mecanismo; al ver que el congreso no tomaba acción sobre su situación política, optaron por actuar ellos mismo. Es decir, el Plan Tennessee consiste en tener todo listo, premeditado para cuando comience el proceso de inclusión como estado.

El Plan Tennessee sería la herramienta ideal para conseguir que el Gobierno federal actúe sobre Puerto Rico y nos admita como estado. Esto es lo que Ricardo Rosselló y Jenniffer González han estado trabajando respecto al estatus político de la Isla, usar el mecanismo que siete (7) territorios utilizaron para lograr convertirse en estado. Dicho plan junto al plebiscito nos permitirá enviar un mensaje contundente a los Estados Unidos.

Esa unidad de esfuerzos y estrategias nos coloca en mejor posición para alcanzar nuestro objetivo. Los líderes del Partido Popular Democrático saben que es así, por eso le tienen miedo al plebiscito y han hecho un llamado a no participar.

Para atacar la raíz del problema de Puerto Rico hay que conocer y usar estas herramientas. Tenemos que definir nuestro estatus político y salir a votar por la estadidad. No podemos darle razones al Congreso para no validar el resultado del plebiscito, por eso es importante participar y no apoyar el boicot del Partido Popular, que es una estrategia para perpetuar el estatus territorial actual y evitar que su partido político desaparezca.

Para poder lograr representación con poder político, tener estabilidad económica como estado y que nuestra gente no esté en desventaja tenemos que salir a votar. La única opción que representa el progreso para Puerto Rico es la estadidad, pues provee estabilidad política y económica, ayuda en la creación de empleos e inversión, brinda paridad en fondos federales, mantiene la ciudadanía americana, permite el desarrollo económico, y garantiza igualdad de derechos y beneficios.

Por eso creemos que la solución para la crisis que atraviesa la Isla está vinculada a la descolonización y la estadidad. No se puede poner a Puerto Rico primero dejando el problema del estatus sin resolver. ¡El 11 de junio sal a votar por la estadidad!



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada