Dedícate a la Salud. EDIC

Hacia el Progreso

alt¡Necesitamos la estadidad ya!

El diccionario de la Real Academia española define la palabra plebiscito como una “consulta que los poderes públicos someten al voto popular directo para que apruebe o rechace una determinada propuesta sobre una cuestión política o legal”.

De ordinario,  se trata de asuntos de suma importancia que le corresponde decidir al pueblo, el soberano. Partiendo de esa premisa, me parece que ha llegado el momento de terminar con la indecisión y la inacción. Como decía mi abuela: “hay que tomar el toro por los cuernos”. El 11 de junio los puertorriqueños tendremos la obligación de dar un paso hacia adelante, poniendo fin al colonialismo de una vez y por todas, y caminar hacia la estadidad que nos brindaría una ciudadanía igualitaria.

En el año 1900 Puerto Rico comenzó el camino hacia la igualdad, de manera indirecta, mediante la Ley Fóraker que eliminó la imposición de un gobierno militar para darle paso a la construcción de un gobierno civil. En el año 1917 se recibe la concesión de la ciudadanía americana bajo el Acta Jones. El fin era recibir un trato igualitario.

No obstante, cien años más tarde la situación política que tiene Puerto Rico con los Estados Unidos nos mantiene inmersos en un abismo que no nos garantiza plena igualdad social como a los 50 estados. En el 1952 Puerto Rico da un paso más para acercarse a la igualdad. Podemos afirmar que el Estado Libre Asociado cumplió su cometido en ese momento. En la actualidad, ese estatus territorial nos mantiene sumergidos en una impotencia para tomar decisiones y progresar. Esta condición nos mantiene bajo los poderes plenarios del Congreso, sin soberanía ni poderes políticos.

Por su parte, la libre asociación, que representa la independencia, queda descalificada como una opción real para nuestra isla. La libre asociación no puede ser una realidad, pues como país independiente no pudiéramos exigir autonomía absoluta y luego pretender  establecer unos vínculos políticos con los Estados Unidos.

La estadidad es la única opción que tenemos para que lograr obtener todos los derechos constitucionales que disfrutan los 50 estados, incluyendo representación congresional y el voto presidencial. Como estado, tendremos el derecho a incorporarnos a la toma de decisiones del Congreso de los Estados Unidos, lo que nos brindaría poder político. Además de disfrutar nuestra ciudadanía americana y dejársela como un legado a nuestros hijos.

Al igual que todo buen puertorriqueño me considero un amante de mi patria y deseo lo mejor para Puerto  Rico y mis hermanos. Es imperativo resolver el estatus político para enfrentar los problemas fiscales y operacionales actuales, en gran medida, provocados por nuestro estatus territorial. El Estado Libre Asociado cumplió su propósito, pero ya no sirve. Necesitamos la Estadidad ya.



Compartir en Medios Sociales
 

Regístrate para poder comentar.

Redes Sociales - Conéctate

FacebookTwitter
Banner

Nuestra Portada